Cuando no logro expresar lo que siento, es en general porque el sentimiento es demasiado agobiante.

Este texto, o reflexión, lo traigo dentro desde hace varios días y no he logrado todavía expresarme de manera clara e inteligible.

Volví a empezar varias veces.

Al principio quería compartir mi enojo, luego me di cuenta de también había algo de envidia en mi corazón. Probablemente haya sido por eso que no encontraba las palabras, andaba yo buscando en donde no había nada.

Aquí en México, un pintor, escultor, decidor de cosas inteligentes y provocadoras acaba de morir. Allá en Francia, una sobreviviente de los campos de exterminación de la segunda guerra mundial, defensora de ciertos derechos de la mujer y decidora también de cosas inteligentes acaba de morir, también.

Para Cuevas vimos en la tele un montón de imágenes de un montón de gente que gritaba no sé qué a la hora del homenaje que se le hizo en Bellas Artes. Y luego un montón de opiniones en Facebook de gentes que no lo conocía, que no conocen a su familia. Siendo el hecho de que hubiera cenizas, las de ese hombre, en medio del ruido, la menor de las preocupaciones de esa bola de gente

Para Veil, un poco diferente, pero un poco igual. Un montón de gente pidiendo que fuera enterrada en el cementerio del Panthéon. Mi voz un poco solitaria diciendo que no nos incumbe, que esta mujer tal vez tenía otros planes, y luego, frente al hecho de que sí la iban a enterrar allá, con su esposo, muerto ya desde hace un tiempo, diciendo que tal vez, él, nunca dio su permiso para que lo anduvieran moviendo de sepulcro en sepulcro.

Pensando también, de paso, en las momias que se exhiben de museo en museo, sin su permiso, al contrario, ¿que no habían preparado su sepultura esas personas para que les durara hasta el fin de los tiempos?

Decía, dentro de mi cabeza, que este circo tal vez tenga un poco que ver con estas ganas que tenemos de conocer a toda esa gente conocida por otros que no somos nosotros, de esta emoción que sentimos por las estrellas, de la canción o de la vida. Que todas nuestras opiniones en las redes sociales tienen por origen este enorme “Yo /Yo / Yo”.

Y entonces al analizar mejor la incapacidad en la que estoy de producir un texto inteligente y coherente y lleno de la sensibilidad que me gusta echar a todos mis tacos, vi que en realidad, detrás de mi enojo, había una enorme envidia, verde claro, por querer estar en su lugar, el de los muertos, no  del gentío. De ser conocida también, y de que, en vida, la gente, los no-conocidos verdad, se apretujen con tal de cruzar mi camino.

 

Qué feo, ¿verdad?

Pero tan cierto.

Entonces como no lograba escribir, dibujé.

Dibujé un poco los celos, ¿qué hace ese hombre frente al ataúd de Veil?, si no hubiera ganado las elecciones, no habría tenido ningún derecho a estar allí. ¿Qué hace también ese gentío detrás de las barreras, rostros anónimos, un poco mirones, un poco rescatados de la Shoah? ¿Qué hace esa cámara que nunca pasa sobre mi rostro, el de una mujer que se quedó en su casa?

Dibujé sobre todo la ironía de la vida, el azar de los momentos importantes, la soledad de la muerte.

La tristeza de los que se quedan, de eso no se habla en las noticias, que por respeto a la familia, cómo no, pasa que las lágrimas de los menos-conocidos no interesan a nadie, se aburren los fisgones.

Y les regalo una frasecita, porque está padre, porque es cierta, porque metidos en nuestras envidias, nuestros celos, se nos olvida la verdad verdadera: esas personas murieron. Y porque desde el principio, sin maquillaje, sin espejo y sin luces deslumbrantes, es la que me horada la mente.

“Tengo en la cabeza y en el corazón, el recuerdo de mi amiga Ale quien, cuando murió su papá, trajo puesta la bata que usaba diario el Güero durante semanas y semanas y semanas.”

Publicités
Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s