¿Molestía?

 

couverture découpée

Molesta.

Muy molesta con Sepia Ediciones, quien acaba de publicar “Días de sol- Les jours heureux”, de mi autoría.

Había logrado sobreponerme al año y nueve meses esperados para obtenerlo, siendo que yo pagué (porque se paga claro) desde el día Uno. Logré obtener mis libros sólo después de que inicié pláticas para una demanda.

Había callado en público el hecho de que hay un error monumental en cada una de las  páginas de la primera tanda, (porque no se me ha entregado el total de los libros).

En esa misma tanda falta una página, en cada ejemplar. Callé, no sé aún por qué.

Sigo respirando profundo porque no se me han entregado todos los libros, a pesar de la promesa hecha. Bueno no tengo ni siquiera todos los ejemplares del libro que publiqué con ellos en 2014…

Al mirar las pastas de varios, muchos libros, rasgadas, pienso que son como libros únicos, que hay que ver el lado positivo del asunto.

 

Pero, hay cosas inadmisibles.

El editor se tomó la libertad de modificar mi texto sin consultarme. Quitó los espacios entre los párrafos, todo está escrito en “continuo”.

Las personas que me lean van a pensar que así escribí mi libro.

Es inaceptable. Inaceptable.

 

Me siento defraudada.

Decepcionada.

Al depositar mi confianza en quien no se la merece, se perdieron mis palabras.

Los que escriben y los que no, saben cuánto tiempo no pasamos meditando sobre una coma, un punto. Cuántas veces buscamos la palabra exacta y cuántas veces es a mitad de la noche.

Los párrafos son el ritmo que se elige dar a cada capítulo de una novela.

Mi trabajo y preparación de meses fueron menospreciados por la persona que más lo debía de cuidar, su editor.

Dije que estoy molesta, cuando debería estar encabronada.

Pero no tengo la fuerza, los que me conocen saben por qué.

Fueron meses, años  de lucha por que se publicaran mis palabras, la historia de una mujer valiente, la de tanta gente a la que quiero.

Dos personas para quienes pudo haber sido importante murieron antes de verlo publicado, y el editor sabía desde el principio que teníamos prisa.

Y resulta que lo que se publica bajo mi nombre, no es lo que yo escribí. No como yo lo escribí, pues…

 

Suena a tragedia.

Y lo es.

No griega, pero sí franco-mexicana-bretona.

Me debería de dar asco, pero estoy cansada.

Me debería de agitar el corazón, las tripas, pero estoy cansada.

Cansada de que me vean la cara.

Cansada de tanta hipocresía, tanta promesa, tanta falsa sonrisa.

Entonces, escribo. Para variar.

Para denunciar, otra de mis variedades.

Para alzar la voz, esta vez por mí.

Y por aquellos que buscan publicar. ¿Con Sepia? Mala idea.

 

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s