De noche

Ma lumière-Mi luz

De noche

Tengo una vida nocturna muy agitada.

Llena de sueños.

Hay uno que destaca, el más rico, el que me deja con ganas de seguir soñando, que me sigue todo el día provocando mil sonrisas.

Sueño que estoy embarazada.

Tengo panza gigante, de ésas que no te dejan caminar, que no caben por la puerta y por la que tienes que ir a hacer pipí cada dos minutos. En general voy vestida de blanco, no me pregunten porqué.

Les explico a todos que no es posible, que yo no puedo tener hijos. Y me oigo, sí saben ¿no?, esa voz que oímos en los sueños, me oigo decirme que no me la crea, que eso para mí ya se terminó. Que no tengo donde guardar un bebé, que mi vientre sólo se va estirar por el chocolate que me como. Y eso sí me da tantita tristeza, en el sueño  y en la vida.

Pero disfruto profundamente esas noches porque vuelvo a sentir el movimiento de mis hijos dentro de mí, vuelvo a comunicar con ellos sólo con pensar, los acaricio sin tocarlos.

Estar embarazada es una de las sensaciones más grandiosas que he vivido. Sí vomitaba mucho, y sí se me hincharon los pies, y sí se me estrío la piel.

Pero tenerlos dentro de mí, ser una con ellos, fue indescriptible. Descubrirlos un día, conocer su carita, tocar sus manos por primera vez siguen siendo los momentos más extraordinarios de mi vida.

Tengo suerte, porque de noche, cuando todo calla, cuando lo cotidiano se esfuma, vuelvo a ser pura panza.

 

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s