Ese primer amor

sans titre

Ese primer amor

 

Murió mi primer amor y no lo supe.

Ese amor de infancia, el hermano mayor de la amiga, el que siempre está chingue y chingue, que te quita los zapatos cuando te quedas a dormir, pero que también te enseña a jugar a “Quién es el culpable?”, el que cede su cuarto cuando vas porque tiene dos camas, el que te hace soñar despierta, el que no te habla porque no eres más que una niña, el que crece y se va.

Él

Murió

Y no supe, no sentí, no presentí, no adiviné.

No lo soñé, no lo invoqué, ni él a mí, claro…

Murió perdido en sus sueños. Feliz espero.

No supe nada…

Imagino que eso de que sientes cuando alguien querido muere es pura mentira.

O que no lo quise tanto como en las novelas que leía yo en esos días.

O que no lo quiero tanto hoy.

O que la vida es así, y no sirve de nada buscar ni preguntas ni respuestas…

Murió mi amor de infancia.

Y muere también un poco aquella niña que él nunca notó.

Yo, lloro.

Tantito.

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s