Tentación

Tentación

 

Pues aquí partiéndome la cabeza… y el corazón… y hasta el alma yo digo.

Platiqué hace unas semanas con un hombre, esposo de una amiga… De esas pláticas de sobremesa, aunque ya estuviéramos en la sala…

Hablábamos de la muerte, de lo que viene antes sobre todo… y claro que nos lanzamos al “después”.

Él dice que después no hay nada… que somos energía sí, pero que cuando nos morimos, se redistribuye y nada más.

Yo muy chicha lo reté a explicar el porqué de las premoniciones de las que gozo, a explicar los presentimientos, las vibras, bueno… Je… A explicar-ME.

Él dice que el ser humano es sumamente inteligente… Sí, eso ya los sabíamos…

Que no usamos todo nuestro potencial.

Sí, también lo sabíamos.

Pero que de ahí, de esa inteligencia, vienen las premociones, el “vi que estabas enfermo”, el “sabía que eras tú” y todo eso que nutre mis días, y mis ideas, y mi corazón y mi alma…

Pues vieran como me ha movido el tapete…

En efecto si me detengo a analizar cada situación, todo se puede explicar por esa máxima inteligencia: si te “veo” enfermo, es porque mi cerebro analiza los signos imperceptibles que destila tu cuerpo.

Si te “oigo” pensar, es que mi cerebro es capaza de telepatear… o telepatizar… o eso…

¿Que si viste a tu abuelo muerto ayer por la noche? Pues tu cerebro te está diciendo, de una manera que  entiendas, que vayas ya arreglando tus cosas, y guardando tus zapatos…

 

Todo, todo se puede explicar así.

Lo he visto, llevo días analizando cada pinche pasito, cada mariposita y cada nube.

 

En ese caso… La verdad no sé por qué haría el esfuerzo de “portarme bien”… ¿Sólo para mí entonces? Porque  a veces, lo confieso, hago las cosas porque me da hueva volverlas a hacer en otra vida… No porque deveras las quiera hacer…

Ya no habría esa espada de Damocles sobre mí diciéndome con voz chillona que de todos mis actos se me pedirán cuentas… Aunque las pida mi alma, o sea que aunque  sea sólo un rollo entre yo y yo…

Me retiene el hecho de que si acepto su idea, entonces sólo soy muy inteligente, ya no soy “especial”…

Pero la tentación es grande… muy grande

 

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s