¿Qué se hace?

527791_10150810886981850_402582843_n[1]

¿Qué se hace?

 

 

Ella…es cómo tú y como yo…

Trabaja, es docente de bachillerato de química y biología.

Lleva un tiempo, no diré si meses o años, porque de todas maneras es una eternidad cuando se vive, lleva entonces un tiempo sufriendo. La fibromialgia se le encaramó y no la suelta.

Imaginen dar clases cuando no se puede pensar, ni caminar, ni mucho menos sostener un libro…

Claro que estamos en México, aquí la fibromialgia sí se conoce, se identifica. En el seguro social, los doctores le dieron tratamiento, y al ver que no funcionaba, por una alergia claro, que hubiera sido muy fácil ¿no?, le dieron incapacidad, dos meses, y luego otros dos meses… Entre incapacidades claro que se presenta a trabajar, si no es floja, está enferma.

A como es nuestro sistema, cuando eres maestro, no siempre tienes plaza cerca de tu casa… Pero a veces se mandan: ella viene de lejos, de otro estado, para presentarse en la capital en el Cetis # 54. Tres veces por semana, enfrenta el tráfico, la distancia, como todos, sí, pero además el dolor de desplazarse y el pánico, sí, porque cuando tienes fibromialgia, la gente, los coches, y las presiones te provocan pánico. Y no, no es invento… Es real, es tangible, es… aterrador.

Y he aquí lo que vuelve única la situación, aberrante,… indecible.

Esa escuela como todas tiene director… Un hombre que a pesar de llevar nombre de Ángel, como Miguel, no sabe lo que es escuchar, investigar, indagar. Piensa que ella miente, que inventa, que lo que le gusta es estar tirada en cama llorando de dolor… Ha de creer el hombre que como el león, todos son de su condición… Ese señor Nuñez Perez, de nombre Miguel Ángel, de plano no le cree nada a la mujer. Pobre hombre, haber estudiado para doctor, ser director de escuela, y no ser capaz de aprender…

Piensa, y dice en voz alta que la incapacidad que le han dado fue chueca, que se pagó algún dinerillo por ahí para obtenerla. Bueno, hasta afirma que la mujer, la que apenas puede respirar cuando está en crisis, con alguien se acostó para obtenerla. No sabe el hombre del dolor que es a veces abrir las piernas, y ofrecer los senos cuando hay amor… Ahora, para obtener una incapacidad…

Claro, hay que puntualizar que para ese ilustre director de escuela, la fibromialgia no existe. Entonces es obvio que acostarse con alguien tampoco duele… Ni en el cuerpo ni en el honor…

Y para colmo de colmos, ya ni en el ISSTE, el de División del Norte, en el DF, se le cree, alguna coordinadora, que igual es familiar del director, o no sé, frecuenta los mismos lares, afirma también que la fibromialgia no existe, que alguna otra causa habrá para el dolor que siente esta mujer, que le den algún coctelillo de medicinas, total si el dolor no le quitan igual la apendejan lo suficiente como para que deje de quejarse.

Y yo digo: ¿Qué se hace en estos casos? ¿Cuando el mundo se vuelve una pared? ¿Cuando los que te deberían de apoyar se burlan de ti, te cambian el nombre a puta, o a  loca?

¿Qué se hace? Se grita, y  muy fuerte. Se dice que no. Se patalea, aunque el cuerpo duela, aunque el pánico gane.

Alguien, alguien tiene que oír… Alguien que sepa, alguien que piense.

No se vale, así como en el juego del quemado, cuando ya valiste, ya perdiste, no se vale que nadie te quiera salvar, y que las autoridades se dediquen a hundirte.

Entonces… Pregunto yo en voz alta: ¿Qué hacemos?

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

3 commentaires pour ¿Qué se hace?

  1. Cristina García Orellana dit :

    Es un caso de acoso laboral en que la parte acosante haciendo gala de su poder se ceba en un suboordinado aprovechando , en este caso, su debilidad, y una enfermedad que plantea hoy por hoy muchas sospechas a nivel social y laboral. Si ha estado periodos en incapacidad por su trabajo, y el director la acusa de falsificación por los medios que sean de esa incapacidad, debería ponerlo en conocimiento de los médicos para que emitieran los certificados médicos motivantes de esa incapacidad que procediesen, solicitar al director que todo lo que le tenga que decir se lo traslade por escrito, intentar tener testigos delante cuando mantehga conversaciones con el director, y de no ser posible esto negarse a hablar con él y que haga traslado por escrito de todo lo que tenga que decirle. La incapacidad se la ha dado un médico, no su hermana ni su vecina, así que con los certificados mancionados arriba que denuncie el tema. Es importante aparte llevar un diario con todos los hechos que van sucediendo en el trabajo indicando fecha, hora, personas presentes, incidencias, etc, Descononozco cómo estará en Méjico a nivel jurídico el tema del mobbing laboral. Pero con todo esto lo que tiene que hacer es acudir a un abogado.

  2. Merthea dit :

    Pues debe denunciar, que vaya a la TV, que leo diga en las redes por ejemplo en tuit @cancermex y al @ManceraMiguelMX que envie hasta el artasgo y que la escuchen, que denuncie en el IMMS ó ISSSTE, pero que no calle, que su dolor se vuelva su fuerza y que grite para que lq escuchen. Te apoyamos y denunciaremos contigo

  3. Gwenn-Aelle dit :

    Una faceta del problema es esta coordinadora del ISSTE que también está aferrada a que la fibromialgia no existe. Yo le digo , lo del abogado, y le paso lo de los tuits..Gracias! De momento este texto está circulando, igual si lo pudiéramos publicar en algún periódico llamaría la atención…Cómo ven?

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s