La princesa y el cangrejo

IMG_0283La princesa y el cangrejo

 

Los cuentos de hadas no son del pasado…

Hoy, justo hoy, estamos viviendo uno y nadie se ha dado cuenta.

¿Será porque todos estamos corriendo, y no nos ha dado tiempo detenernos?

Ayer abrí los ojos, los del alma, los del corazón, y vi perfecto a la princesa, a las hadas, al malvado dragón y al temible bosque.

Y vi también como los caballeros, armados e intrépidos, se lanzaban al ataque.

 

La princesa es menudita… Tiene ojos grandes, cafés, brillosos, una boca sonriente, dientes casi alineados, y su cuerpo parece que va volando de flor en flor… Ligerita, pasa frente a nosotros, dice alguna broma, se voltea, y sigue su camino… Le dicen Campanita, como la de Peter Pan, porque a ella le gusta el cuento, y porque los nombres de las princesas de Disney le quedan chicos…

Elle, es la princesa entonces. Tiene papá, mamá, y hasta una hermana mayor, claro, que Campanita tiene que ser la menor para que el cuento sí sea de hadas…

Justo afuera de su casa empieza el bosque terrible, con sus ruidos ensordecedores, los olores nauseabundos que van despidiendo monstruos de ruedas. No hay pájaros, murieron por falta de oxígeno. La luz no viene del cielo, viene de curiosas lámparas de tres colores, verde, ámbar y rojo. Los transeúntes de ese bosque no sonríen, tienen prisa, miedo, cansancio.

A veces la princesa sale, tiene que hacerlo, el malvado cangrejo, dueño del lugar, le ha pedido como cuota que se dirija regularmente a un lugar que ni ella quiere nombrar… Podría resistirse, podría patalear, llorar, gritar, arañar… Pero la princesa está cansada y sus papás también. Saben que la única manera de escapar a la vigilancia del maldito cangrejo es ésa: ir al lugar que nadie quiere nombrar.

Y al atravesar el bosque, cuidándose de jaurías motorizadas, su papá le va enseñando la vida, y su mamá le va dando la mano. La hermana mayor hace lo que hacen las hermanas mayores: cuida de que todo esté en su lugar para cuando la princesa regrese, cuida de que su vida sea lo más normal posible. Es la hermana mayor, le ha tocado una parte muy dura, la de esperar.

La princesa es muy conocida, muy querida… Esos ojos cafés han conquistado a más de uno… Cuando perdió la cabellera, como tributo al cangrejo, muchos ofrecieron la suya; nadie se ve como ella, ella tiene la piel lisa y dorada de las princesas, los demás imitan a cómo pueden pero sólo son eso: imitaciones.

Llenas de amor, eso sí.

 

Su historia y la de su lucha contra el cangrejo han rebasado los límites del bosque, las fronteras del reino: de otros lugares lejanos, y extraños, han surgido caballeros, hombres y mujeres, y han desenvainado la espada. La armada se está conjuntando, y están prontos a llegar. Prontos a vencer.

Algunos son muy jóvenes, como ella: son los pajes, los que van brindando agua, y palabras de aliento. Otros, ya crecieron, y han ofrecido hasta su sangre por la princesa, y sí, los grandes magos y las hadas poderosas la han aceptado. Están, como en las leyendas, preparando pociones mágicas con ella y el cangrejo tiene miedo, mucho miedo. De todos lados surgen hadas, están llevando a los caballeros a la rebelión. Han llegado inclusive a una de las escuelas más renombradas de magos, y éstos, aun sin graduarse, se están organizando… ¿Qué se necesita sangre? ¡La suya está puesta!

De las flores más bonitas, han sacado largos pétalos y en ellos las hadas más jóvenes escriben y escriben, piden y piden…El viento se los lleva a los lugares más lejanos, más recónditos…Y desde allá, los caballeros han respondido: ¿Qué se necesita sangre? ¡Aquí está la mía!

La princesa está cansada, ella lo sabe, y sus papás también. Pero, los magos, las hadas y los caballeros están en la lucha…

 

Los cuentos de hadas existen, no son de ayer, son de hoy…

Y la princesa… No le tiene miedo al cangrejo estúpido… Que se quede en su cueva, que se esconda, que tenga miedo él.

¿Por qué? Porque la princesa, sin cabellera, sí, pero de ojos brillosos, está ganando.

 

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s