Ni se me acerquen

Ni se me acerquen

 

Hoy ni se me acerquen porque no ando de humor… Hoy no trato de entender a los demás, ni de ponerme en su lugar, ni de verles el lado bueno. Ni de cargar con sus pinches alucines…

¿Que si la Florence dice que fue declarada inocente? Pus, que alucine solita, pinche pendeja criminal… Que se quede en Francia y secuestre a quien se le pegue la gana por allá… Nomás luego no nos vengan a reclamar.

¿Que si la vecina puso  sus botes pa’ que nadie se estacione? Pues me vale madres, nomás los empujo tantito pa’ dejar mi bici, mis patines y hasta mis pantuflas en su lugar… ¿Que no le gustó…? Pues que se atreva a decírmelo, nomás que se atreva…

¿Que la amiga ésa no quiere ir al convivio que porque ese restauran no le late? Pos que desayune solita, total, más tocino para mí… aunque me lo cobren, bola de usureros mal nacidos.

¿Que torturaron a no sé qué perrita? ¿Que la amarraron atrás de un camión de la basura pa’ ver si sabe correr? Esos sí, que ni respiren, que los pongo a correr igual, junto con la basura a la que pertenecen… Pendejetes…

¿Que los niños tienen cáncer, y sufren, y lloran? Que ni se me acerque Aquél… O mejor dicho que se me acerque como para darme fuerzas de seguir. Nomás que no me pida entender, que no hay nada que entender… Ni quiero, ni puedo, ni acepto… Por más que rezo para encontrar esa aceptación, me late que no la he querido hallar. O me equivoqué de rezo, o me equivoqué de Dios.

¿Qué imbéciles se atrevan a pegarle a su mujer, a su novia, o a su amante…?? Tampoco quiero entender, por más que digan que sí, que ella los provocó, que de verás ella empezó… Bola de cabrones pendejos, nomás escóndanse bien, que ya desperté… Y por dónde anden, te juro que los encuentro y les exijo reparación. Y si no yo, algún Dios que les pida cuentas y se las cobre, con creces.

Y no, no tengo ganas de entender a nadie… Ni al que dice con una sonrisa que me voy a quedar ciega, (¿Pus de qué se ríe? ¿De mí? ¿De nervios?), ni al que dice que no quiere saber más de su hijo, ni a la que llora pero no se mueve, ni a ti, ni a ella, ni a él…

Hoy ya no quiero entender a nadie, ni me quiero poner en su lugar. Con mi lugar me basta y sobra,  renuncio a cargar contigo y con los demás.

No, no anden diciendo que yo los provoqué, bola de pendejos… Ya nadie les cree su carita de inocentes, ni sus sonrisas envenenadas y mucho menos sus promesas de cobardes. Por mí, que se los cargue la chingada.

 Y nomás no me acerquen que hoy si me los sueno…

 

PD: Un abrazo a los que luchan, se defienden, y siguen adelante…

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s