Desamor

Desamor

Desamor, desaliento, desesperanza

¿De dónde vienen este vacío que me habita,

Este silencio que retumba…?

¿De dónde viene este dolor, tan dulce a veces, porque conocido?

¿Este desamor que se antoja plano, de tan poquita importancia, tan cotidiano?

¿El desaliento frente a los días que vienen,

La desesperanza de la impotencia?

¿De dónde vienen este vacío, este silencio?

¿Cómo reconstruir el camino andado, las palabras, lo que no se ha dicho?

¿Cómo entender esta soledad, anunciada por tanto tiempo?

¿Por qué hacerlo?

¿En nombre de quién, o de qué, realizar un esfuerzo?

Desamor, desaliento, rutina

Las palabras se apagan en el vacío

Las miradas se pierden y las manos se paralizan

Desamor, desaliento, fastidio

La vida interrumpida una y otra vez

Una y otra vez  aniquilada.

Desamor, desaliento frente a lo inevitable

El rostro detrás de las ventanas

Las lágrimas ya no corren, paralizadas también.

Afuera, la vida sigue

Las risas, brillos y tormentas.

El deseo

Aquí… El vacío, el silencio

El desgane

Ningún arrebato, ningún escándalo

Ningún deseo, más que el de dormir…

Desamor

Desaliento

Desesperanza.

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s