En Otro Lado

Publicado el 13 abril, 2010

 

 

En Otro Lado

 

Hoy es el entierro de mi papá. Estoy esperando. Ya casi nos tenemos que ir.

 

Siempre vi a mi papá como a un gigante, un hombre fuerte, potente, indestructible.

Su voz siempre acompaño mi vida, sus manos, su mirada.

Y ahora, nos tenemos que ir.

 

Nunca pensé su muerte. La de los demás  sí. Pero la suya no. Hasta hace unas horas, mi papá era inmortal.

 

Era tan grande, tan fuerte…

 

Ayer lo miraba sobre esa cama, esperando a que respirar de nuevo, que despertara y gritara: “ ¡ Pero qué clase desmadre es este??!!” Y quería que se sentara y empezara a dar órdenes.

El teléfono sonó y yo corrí para que no me lo despertaran.

 

Ayer murió mi papá y hoy es el entierro.

Mi papá murió, no va a regresar.

Se acabó.

 

Al rato, lo vamos a dejar bajo la tierra, así como él lo pidió. En su ataúd, le pusimos flores, fotos, conchitas, arena y hasta chocolate, freskas obviamente… Se lleva con  él a México, a Bretaña et un pedacito de cada uno de nosotros.

Pidió que se inscribiera en su lápida una frase que es su vida. “sus huesos en México, su corazón en Bretaña y su alma En Otro Lado”.

 

Mi papá se fue… está En Otro Lado.

.

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s