La muñeca de Maud

Publicado el 23 marzo, 2007

 

La muñeca de Maud

 Maud, es algo así como mi hermanita… Es una nena de la cual no tenemos más que algunas fotos, una nena que nunca creció. En el desván de la casa, está su sombrero “que no debemos tocar porque es muy viejo y además le daría tristeza a papá” y su muñeca, una de esas muñecas viejas, no muy bonitas, con cabello de plástico. Sus ojos se despegaron algún día y ruedan dentro de su cuerpecito y su vestido huele a viejo, a polvo y a fastidio…

Cuando mi hermana Anaïck va a Saint Briac, la despierta con cuidado, y, religiosamente, la pone en la ventana, con su sillita, para que vea el cielo y el mar. Mi hija durmió muchas noches en ese mismo cuarto en la camita de Maud, años después de que lo hiciera mi hermana Armelle…

Maud, es entonces nuestra hermana…Una nena que no conocimos más que por las  miradas de mi padre y en algunos fragmentos de los recuerdos que tiene a bien liberar de vez en cuando al hablar de aquella hermanita que fue primero la de él…

En el cementerio, descansa en una tumba linda, linda, con mi abuela y con el recuerdo de otra pequeña, Morgane, quien sí es mi hermana…

Maud esta dormidita en los brazos de su mamita…Estoy segura de que por eso esta enterrada mi abuela con ella… Para arrullar a su nena, a su tan-chiquita, eternamente…

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s