¿Y ahora, cómo hago?

Publicado el 14 abril, 2010

¿Y ahora, cómo hago?

Hoy en la mañana, estuve pintando, un cuadro que empecé cuando supimos que estabas enfermo… Pura coincidencia, sabes, nada más.

Es el camino para ir a la Capilla de l’Epine.  Puse la capilla hasta arriba en una esquinita del lienzo, y no se ve más que el camino. Le puse rojo, mucho rojo.  Es un cuadro para ser libre.

Y ahora, veo que no puedo pintar si no es para ti… Ni escribir tampoco…

Papá… Sé que hace un tiempo dije que ya no necesitaba tu aprobación, pero me doy cuenta de que es falso. Necesito tanto tu mirada, tus palabras.

Mis cuadros, ya  ni siquiera los veías. Yo pensaba que no era tan necesario. Y tampoco te desplazabas ya tanto.

Pero ahorita, con mi pincel en la mano, me desplomé… Este cuadro, SE que no lo vas a ver…

Y me doy cuenta, a regaña dientes, que nunca deje de esperar tus felicitaciones…

¿Cuando hablamos tú y yo, hace unos meses, no sabíamos, verdad?… Te dije que te quería, por primera vez… Tú no contestaste lo que yo quería oír, contestaste lo que pudiste.

Y ese día, pensé que no debía esperarte más, que hacías lo que podías y que estaba bien.

Me prometiste estar más presente… Y no tuviste tiempo.

¿Recuerdas lo que te dije un día?… Ni siquiera estábamos enojados ese día, porque de plano cuantas veces nos encabronamos tú y yo, ¿verdad?… Todas esas veces en que me echaste de la casa, cuando traté de golpearte con un tronco, cuando me quitaste tu gorra de estudiante… ¿Te acuerdas, papá?

Todas esas veces en que decidí no verte más… Cuando necesitaba respirar porque me ahogabas…

Papá, hoy, me estoy ahogando.

Ese día, te dije que sería más fácil comunicar contigo cuando estuvieras muerto… ¿Te acuerdas?

Pues… Te estoy esperando, papá, te estoy esperando…

No sé cómo hacer esto. Ahora es seguro que no me vas  a decir “Félicitations madame”… Tampoco la reacción que tuviste cuando te enseñé lo que  escribo, en diciembre, ¿te acuerdas?… Estabas tan orgulloso de mí, papá.

¿Cómo sigo, si ya no estás, papá?

¿Y ahora, cómo hago?

Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s